Acepto a Jesucristo

¡Acepta y Reconoce a Jesucristo como tu Señor y Salvador!

Plan de Salvacion

Con la libertad que Dios te dio, tú puedes tomar la decisión de aceptar a Jesucristo como tu Señor y Salvador. La Biblia dice que debes invocarlo acercándote a Dios y pidiéndole que te salve. "Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo", Romanos 10:13. Este es el gran regalo del Creador para el hombre, porque te ama. Amigo mío, cree en Jesús y recíbelo hoy como tu Salvador. "He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación", 2 Corintios 6:2.

El carcelero de Filipos preguntó a Pablo y Silas: "¿qué debo hacer para salvarme? Ellos le dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo", Hechos 16:30-31. La Biblia explica que creer en Cristo es recibir y aceptar lo que Él hizo por nosotros.

1. Reflexiona sobre tu vida y abandona todo aquello que va en contra de la voluntad de Dios. Esto se llama arrepentimiento (Mateo 3: 7-10; Hechos 3:19).

2. Reconoce que Jesús murió en la cruz para perdonar tus pecados. Acéptalo como tu Salvador para que te limpie de pecado, como el sustituto que pagó tus culpas (Romanos 5:9-10; Tito 2:14).

3. Pídele que se convierta en el Señor de tu vida, reconociendo abiertamente y públicamente que Jesús no solo es tu Salvador sino también tu Señor (1 Juan: 2:23).

La Biblia dice que a todos los que le recibieron les dio potestad de ser hechos hijos de Dios (Juan 1:12). Así que, cuando le recibes y le abres tu corazón, se introduce en él - en tu ser interior - por medio del Espíritu Santo, y comienza a vivir en ti. Desde ese momento es tu privilegio y llamado confesar lo que Dios ha hecho por tu vida (Romanos 10:9).   

Jesús dijo: "He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo", Apocalipsis 3:20. Jesús está a la puerta de tu corazón llamando, y espera que lo dejes entrar. Esta es la decisión de valor eterno que debes tomar.

Lo aceptas?

Ora así: "Dios, perdóname por los pecados que he cometido; estoy arrepentido. Acepto el pago que hiciste por mis faltas en la cruz y te pido que me salves. Señor Jesús, te pido que entres a morar en mi corazón para siempre y transformes mi vida. Te acepto como mi Salvador personal y quiero que seas mi Señor. Te lo pido en el nombre de Cristo Jesús. Amén"

"Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hechos hijos de Dios", Juan 1:12. A partir de este momento Él comenzará a transformar tu vida, "si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas", 2 Corintios 5:17. A medida que Jesús vaya cambiando los aspectos equivocados de tu vida, confirmarás la presencia de Dios en tu corazón. éste es el nuevo nacimiento del que habló Jesús con Nicodemo.

¿Quieres aceptar públicamente a Jesucristo como tu Señor y Salvador? Escríbenos un comentario, ¡Dios te bendiga fuerte y poderosamente!