Acepto a Jesucristo

Fundación Lemuel Rivera - ¡Acepta y Reconoce a Jesucristo como tu Señor y Salvador!

Blog

LA ENVIDIA. COMO ENFRENTARLA?

Posted by Celeste, Co. on 6 Ee mayo Ee 2013 a las 8:05


La envidia. como enfrentarla?

 

La envidia.

es un sentimiento el cual esta asociado a la autoestima, en una persona con baja autoestima es mas recurrente el sentimiento de envidia, debido al bajo concepto que este tiene de si mismo, estas personas se caracterizan por no estar concientes de su inseguridad, la cual a su vez también esta asociada a su carencia espiritual o lo que es lo mismo a su falta de relación con Dios.

 

Eclesiastes 4:4 dice lo siguiente:

"He visto asimismo que todo trabajo y toda excelencia de obra despierta la envidia del hombre contra su prójimo. También esto es vanidad y aflicción de espíritu".¿Que significa esto?, esto significa que la Envidia produce sufrimiento, pesar y amargura al ver al prójimo obtener un logro que usted no tiene y desea.


 

Que instruccion nos da la biblia sobre la envidia:

Exodo 20:17 dice lo siguiente:

"No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su: criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo".,es decir no envidiarás la bendición de otros.

También la envidia puede significar "poner la mirada sobre algo que no es tuyo" sino de otros.


 

 

¿Como detectar la envidia en una persona?

_ Usted puede ayudarle de mil manera y esa persona lo olvidará muy rápido.

_ Tratara de justificar sus sentimientos de envidia, buscando sus defectos, al mismo tiempo tratará de darlos a conocer a sus amigos y compañeros a fin de encontrar una justificación a su rabia y asi de este modo no sentirse culpable por lo que siente.

_ Jamás reconocerá sus títulos, cargos, inteligencia, belleza, espiritualidad, al contrario siempre tratará de contradecir lo bueno que otros digan de usted.

_ Evitará por todos los medios que alguien establezca alguna comparación con usted, para no sentirse inferrior.

_ Se sentirá humillado por usted cada vez que escuche que otros reconocen sus logros y grandeza.

_ Su corazón se alegrará al ver sus sueños fracasados, en muchas ocaciones le rogara a Dios que sus sueños no se cumplan porque según su percepción, usted solo desea humillarle.


 

¿Como podemos ayudar a una persona que se encuentre esclavo de la envidia?

Antes que todo recuerde lo siguiente: Levitico 19:18, dice lo siguiente:

"No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo; mas amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el SEÑOR", tenga compasión por aquella persona y verá la gloria de Dios en su vida, ore por aquella persona para que su alma no se pierda, recuerde que su mala accion le condena.

_No se iguale con sus comentarios mejor hágase el desentendido, y guarde silencio, deje que Dios pelee sus batallas porque si usted, no acata este mandamiento, la situación se hará mas grave y asi usted no recibira la promesa de los que obedecen, ¿sabe usted cual es esa promesa? Analicemos el salmo: 23:5. ¨Aderezas mesa delante de mí, en presencia de mis angustiadores; unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando, Dios le bendecira en público y todos sus angustiadores verán su gloria porque a demostrado ser su hijo, y todo lo que a ellos le molesta de usted, sobresaldra. Crealo y practique principios porque Dios es Fiel.

_ Ayudele cuantas veces pueda, recuerde que asi demostrará su grandeza ante esa persona, no se canse de hacerle bien.

_Aguante, no ceda, no de LUGAR al enemigo para que usted no sea arrastrado por su oscuridad.

_ No olvide obedecer a Dios, perdone, comprenda, y tenga un corazón dispuesto a imitar a cristo, asi llegará lo sobrenatural a su vida, muchos se asombraran por su grandeza en todo lo que emprenda, no se desespere si esta bendición tarda en llegar, porque si obedeces vera su gloria.

_ No le critique, no le demuestre que conoce sus sentimientos, no utilice su perspicacia para descubrirle, no le lea este artículo indicandole que esta mal lo que hace, solo pida amor para comprenderlo, ayudele, y no se canse de perdonar porque el amor es el único que transformará este mundo porque Dios es amor.


 

 

¿Consejos para combatir el sentimiento de envidia?

_ Si usted reconoce que tiene un problema de envidia, busque ayuda, donde podra encontrarla en la biblia.Pídale al espiritu santo que no le abandone, si usted acepta a Jesucristo el evitara que sea condenado por hacer sufrir a otros.

_Trate de autoobservar sus pensamientos, aptitudes y comentarios, cada vez que ellos lleguen a su mente, pidale a Jesucristo que le ayude a limpiar su espíritu.

_ Si usted a detectado un problema de envidia en su corazón y hace caso omiso de lo mal que esta siendo visto por Dios, el no le ayudará a superar aquellas limitaciones que le impiden llegar al nivel de quien envidia, y eso es muy sencillo: usted también fue creado por Dios, pero el no aprobará su mala conducta, sino más bien hará que otros crezcan como árboles delante de usted.

_Usted no solamente le hace daño a la persona que envidia con su aptitud, sino que usted también se hace daño manteniendo un sentimiento que no le ayuda a nada, por el contrario le quita la alegria.

_Sea humilde y deje brillar a los demás, si usted acepta con humildad el brillo de otros, Dios tendra compasión de usted y abrirá las puertas para que sus metas sean alcanzadas.

_No se sienta culpable por lo pasado, solo decida cambiar, y por último recuerde algo muy puntual: las oportunidades terminan cuando llega la muerte, quizás usted no crea que existe un lugar de tormento, pero le hago una pregunta? que tal que si existe? Seria muy triste que usted al haber escuchado esta evangelización no trate de mejorar,porque Dios tiene un lugar reservado para los que le obedecen y hacen lo posible por hacer el bién, en ese lugar debemos llegar sin manchas. haz escuchado el refrán: una manzana podrida, pudre las demás, esta vez Dios no permitira que esto suceda, el cortara todo árbol que no produzca frutos de excelencia, no podemos partir sin haber luchado contra el mal que dejamos sembrar en el corazón.

Decida tener un encuentro con Dios,y con su amado hijo Jesucristo, no es casualidad que usted lea este artículo, Dios quiere ayudarle.

El amor es el primer mandamiento, no olvides amar a tu prójimo.

Dios te bendiga!

 

 

Categorías: Cristianos en Accion

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

4 comentarios

Responder joosefa soler
9:10 Eel 6 Ee mayo Ee 2013 
Un mensaje y enseñanza como nunca lo recibí...Gracias por ser tan específicos y claros al momento de exponer uno de los flagelos en el ser humano..La envidia...tenerla como también ser victima de sufrirla....Lo mas importante de todo es que está con bases Biblicas,y esto me llena de gozo..Bendiciones y nuevamente gracias..!
Responder Verito,co
10:22 Eel 7 Ee mayo Ee 2013 
Excelente nota Celeste, como todas las que escribes. Te felicito, y quiero poner mi granito de arena. Que hay de ese dicho que existe por ahí, cuando dicen: " Me da envidia, pero de la buena" Me pregunto, hay acaso dos clases de envidia, buena y mala? Será que la mal llamada envidia de la buena no es tal. Escuché hace tiempo al pastor Ricardo Rodriguez de la iglesia Avivamiento de Bogotá, Colombia, que comentaba que otro pastor de la misma ciudad le hacía mala publicidad y decía que los milagros que ocurrían en su congregación no venían de Dios y que el avivamiento que se daba no era genuino, etc, etc, hasta que en una ocasión, según este mismo pastor cuenta, El Señor le dijo: "Ya no envidies el avivamiento que he dado a mi siervo, mejor pídelo también para ti y te lo daré". Entonces el varón reaccionó y depuso su actitud y comenzó a pedirle a Dios le diera también a él del mismo avivamiento que había derramado sobre el pastor Ricardo y el Señor contestó su oración y su iglesia fue bendecida con un gran derramamiento del Espíritu del Señor.
Creo que hay mucho que aprender de esta experiencia, si vemos a alguien que está siendo bendecido por el Señor, podemos, en lugar de envidiar ir ante El, quién es también nuestro Padre y pedir también para nosotros, antes de albergar en nuestro corazón un sentimiento tan obscuro como la envidia.
Responder Celeste, Co.
22:27 Eel 23 Ee agosto Ee 2013 
Las malas experiencias nos enseñan a identificar el mal y la palabra de Dios a comprenderlo. Dios te Bendiga, gracias por tus comentarios. Saludos Verito.


joosefa soler says...
Un mensaje y enseñanza como nunca lo recibí...Gracias por ser tan específicos y claros al momento de exponer uno de los flagelos en el ser humano..La envidia...tenerla como también ser victima de sufrirla....Lo mas importante de todo es que está con bases Biblicas,y esto me llena de gozo..Bendiciones y nuevamente gracias..!
Responder Celeste, Co.
22:29 Eel 23 Ee agosto Ee 2013 
Tu siempre con tus respuestas, bien originales y entretenidas para enseñar el Evangelio. Buenísimo. Saludos Verito.

Verito.co says...
Excelente nota Celeste, como todas las que escribes. Te felicito, y quiero poner mi granito de arena. Que hay de ese dicho que existe por ahí, cuando dicen: " Me da envidia, pero de la buena" Me pregunto, hay acaso dos clases de envidia, buena y mala? Será que la mal llamada envidia de la buena no es tal. Escuché hace tiempo al pastor Ricardo Rodriguez de la iglesia Avivamiento de Bogotá, Colombia, que comentaba que otro pastor de la misma ciudad le hacía mala publicidad y decía que los milagros que ocurrían en su congregación no venían de Dios y que el avivamiento que se daba no era genuino, etc, etc, hasta que en una ocasión, según este mismo pastor cuenta, El Señor le dijo: "Ya no envidies el avivamiento que he dado a mi siervo, mejor pídelo también para ti y te lo daré". Entonces el varón reaccionó y depuso su actitud y comenzó a pedirle a Dios le diera también a él del mismo avivamiento que había derramado sobre el pastor Ricardo y el Señor contestó su oración y su iglesia fue bendecida con un gran derramamiento del Espíritu del Señor.
Creo que hay mucho que aprender de esta experiencia, si vemos a alguien que está siendo bendecido por el Señor, podemos, en lugar de envidiar ir ante El, quién es también nuestro Padre y pedir también para nosotros, antes de albergar en nuestro corazón un sentimiento tan obscuro como la envidia.