Acepto a Jesucristo

Fundación Lemuel Rivera - ¡Acepta y Reconoce a Jesucristo como tu Señor y Salvador!

Blog

Cuidado con el estres

Posted by Celeste, Co. on 21 Ee marzo Ee 2013 a las 15:10

El estrés engorda.

POR QUE EL ESTRES ENGORDA

 

 

De qué manera contribuye el estrés al aumento de peso y cómo puedes evitarlo?

 

Efectivamente, cuando estamos bajo estrés, una de las conductas más frecuentes es el comer compulsivamente, es decir, por impulso. No es que realmente tengamos hambre (aunque en algunas ocasiones la sensación de vacío puede estar presente), sino que la “necesidad de comer lo que sea” se orienta más a comer “lo prohibido” (dulces, pasteles, galletas, chocolates, etc). Todos estos alimentos, ricos en azúcar cubren una necesidad que tiene nuestro organismo cuando está bajo tensión o estrés, y que tiene que ver con la elevación de una hormona, conocida como “la hormona del estrés”, o cortisol. Dicha hormona prepara a nuestro organismo para enfrentar el peligro, o lo que conocemos como “Respuesta de Lucha o Huída”.

 

Dicha respuesta es en realidad un conjunto de respuestas: aumenta nuestra frecuencia cardiaca y se acelera nuestra respiración; aumentan también la tensión muscular y la sudoración. Tu misma puedes comprobar estas señales la próxima vez que te encuentres en una situación estresante.

 

De igual manera, el aumento en la producción de cortisol provoca una elevación de los niveles de azúcar en sangre, misma que en muchas ocasiones no puede ser metabolizada correctamente.

 

Dato curioso: ¿Sabías que después del ataque terrorista a las Torres Gemelas la demanda de crema de cacahuate en los Estados Unidos se elevó considerablemente?

 

El estrés, además puede provocar dificultades para dormir (insomnio) y se ha demostrado que cuando no dormimos suficiente nuestro metabolismo no actúa de manera eficiente, y tendemos a engordar.

 

El estrés puede ser provocado por diferentes situaciones, pero una muy importante, es pensar que “estamos a dieta” . La simple idea de ello, puede generarnos más estrés del que ya de por sí tenemos y que puede estar relacionado con situaciones laborales, familiares o personales.

 

De acuerdo con el Dr. Roger Gould, nuestros hábitos alimenticios se relacionan directamente con nuestra “hambre emocional”, y propone 12 tipos, dentro de los cuales queremos destacar los siguientes:

 

El tipo 1. La persona que come cuando se siente enojada, deprimida, ansiosa, aburrida o sola. Para esta persona la comida es una forma de manejar el dolor que causan estas emociones.

 

El tipo 4. Es la persona perfeccionista, que se crítica y auto devalúa constantemente. Esta persona come, para llenar su vacío interior.

 

El tipo 7. Es la persona que quiere hacer valer su independencia, pues no le gusta que otros le digan lo que debe de hacer. Este tipo de persona diría “Es mi pastel, y me lo comeré si yo quiero”.

 

El tipo 8. De acuerdo con el Dr. Gould esta persona es la que come cuando enfrenta nuevos retos. La comida es utilizada como un medio para aliviar la tensión y el miedo que provocan tales retos.

 

En resumen, si tu objetivo es bajar de peso, o si tu objetivo es “ya no subir de peso” toma en cuenta que no se trata de “fuerza de voluntad” sino que va más allá: necesitas darte cuenta cuáles son las situaciones que te llevan a comer en exceso, y aprender a manejarlas, así como crear nuevos hábitos de alimentación que reemplacen a tus hábitos actuales. Como parte de lo anterior, es necesario que aprendas a autorregularte.

Feliz dia para todos y no olviden cuidarse, Dios les bendiga!

 


Categorías: Salud

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios